jueves, 8 de abril de 2010

En los negocios, el cambio requiere de planificación y seguimiento

El cambio: realidad no ficción
No importa qué tipo de negocio posea o administre, el cambio es inevitable, sobre todo en el mundo de hoy. La velocidad del cambio aumenta cada año y requiere de nuestra parte la predisposición necesaria para adaptarnos a una nueva situación.

Al hablar de cambio nos referimos a cambios de personal, cambios en el proceso o cambios de tecnología, cambio de hábitos.

El cambio es un proceso a través del cual se pasa de uno a otro estado de situación, generándose modificaciones o alteraciones de carácter cualitativo y/o cuantitativo de la realidad.

Características:

 Es un proceso

 Afecta a todos los integrantes de la organización, directa o indirectamente

 Tiene efectos diferentes en cuanto a su contenido y dirección

 Es resistido por algunos miembros, abrazado por otros

 Es difícil de medir

 Será cada vez más veloz y complejo

 A mayor velocidad, mayor dificultad en precisarlo

Como proceso, necesita de pasos a seguir para su mejor implementación. Ante todo lo que se debe determinar es si en verdad el cambio resulta útil y ventajoso, ponderando la factibilidad no sólo técnica y operativa, sino también la económica y psicológica.

Los cambios son variables convenientes de aplicar cuando los beneficios superan los costos.

Debe llevarse a cabo en forma planificada, gradual ; es decir, se debe reflexionar, planear su integración a los miembros implicados en el mismo.

El personal debe conocer la necesidad, como asi también comprender el proceso y no sólo los fines y resultados finales esperados. Por ello, debe sentirse protagonista del cambio buscado. Al ser resistido, debemos identificar, conquistar e incorporar como impulsores del cambio a “grupos de influencia informal”, que operarán como líderes activos en el desarrollo del mismo. Su inclusión, de ninguna manera debería excluir la opinión de aquellos que lo resisten.

La red de actividades y procesos para que el cambio funcione debe ser estructurada para que funcionen en forma coordinada y precisa. Debemos ir chequeando los pasos dados para no perder la directriz que nos hemos planteado, o bien modificar algún paso del proceso para redireccionarlo.

Bien sabemos que la percepción será distinta en cada una de las personas implicadas en el cambio, por lo que la claridad en que se exprese lo que se quiere lograr, asi como el cómo, serán muy importantes a la hora de encarar un cambio en la empresa.

Gestionar el cambio no es tarea sencilla....pero si ponemos manos a la obra, sin descuidar los procesos a llevar a cabo y el seguimiento del cambio obtenido; seguro que estaremos más cerca del éxito

En los negocios, el cambio requiere de planificación y seguimientoSocialTwist Tell-a-Friend

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada