martes, 26 de enero de 2010

Marketing Vivencial


Las 10 reglas para crear y gestionar marcas vivenciales, de Bernd Schmitt, aparecen en su libro Marketing vivencial, y definen con mucha precisión cuál debe ser el espíritu y el objetivo a lograr cuando se procede a la planificación de las experiencias de los clientes:



  • Las experiencias no suceden porque si, tienen que planificarse, por lo tanto, sea creativo en ese proceso; use la sorpresa, la intriga, y en ocasiones, la provocación.


  • Piense primero en la experiencia del cliente, y luego en las características y beneficios funcionales de su marca.


  • Sea obsesivo respecto a los detalles, a los modelos de satisfacción tradicionales les falta la experiencia sensorial, intuitiva, que golpea cerebros, plena de sentimientos. ¡Permita que el cliente se deleite !


  • Encuentre el pato para su marca. “ Cuando estuve por primera vez en el hotel Conrad, en Hong Kong, habían puesto un brillante patito amarillo de goma con el piquito rojo en el baño, al borde de la bañera”, cuenta Schmitt. “ Este pequeño patito se ha vuelto parte de mi vida; lo menciono en mis conferencias. Es lo que siempre recuerdo cuando pienso en Seattle, y se convierte en el punto de partida para empezar a recordar toda las experiencia.” Toda empresa debe tener un pato para su marca; un pequeño elemento que dispare, enmarque, resuma y dé estilo a la experiencia.


  • Piense en la situación de consumo, no en el producto. Es decir, en acicalarse en el baño, y no en la máquina de afeitar; en comida casual, y no salchichas; en viaje y no en transporte.


  • Esfuércese por lograr experiencias holísticas que deslumbren los sentidos, se apeguen al corazón, desafíen la mente, sean importantes para el estilo de vida de la gente y ofrezcan un atractivo de identidad social y relacional.


  • Perfilen distintos tipos de experiencias (sentir, palpar, pensar, actuar y relacionar) respecto a los elementos ofrecidos.


  • Use las metodologías eclécticamente. Algunas pueden ser cuantitativas (análisis por cuestionarios o modelos estadísticos); otras cualitativas (día en la vida del cliente). También las hay verbales o visuales (técnicas de cámaras digitales). ¡Todo sirve! Sea curioso y creativo.


  • Considere como cambia la experiencia cuando se extiende a la web, al resto del mundo. Pregúntese como puede animar la marca cubriendo una nueva categoría, o un medio electrónico, a través de estrategias vivenciales.


  • Agregue dinamismo dionisíaco a su empresa. Los dueños de las compañías suelen ser demasiado tímidos, lentos y burocráticos. El término dionisíaco se asocia con el éxtasis, lo apasionado, lo creativo de este espíritu inspire a su organización y verá cómo cambiar las cosas.

Pero, no debemos olvidar que, la primera de ellas es que las experiencias no suceden porque sí, sino que tienen que planificarse.


EL FACTOR DISFRUTE: Hemos señalado que el objetivo es lograr que cada contacto de los clientes con el establecimiento se convierta en una experiencia memorable, digna de ser recordada y comentada positivamente con amigos, familiares, colegas, otras relaciones. Ahora bien:


Para que una experiencia resulte memorable, es necesario que se haya disfrutado.


Esperamos que esta información de paso a una nueva forma de ver su negocio y recuerde que estamos para ayudarlo a generar nuevas experiencias en sus clientes
Marketing VivencialSocialTwist Tell-a-Friend

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada